Dedicado a las personas que son conscientes de que el arte, la poesía, la música y las letras, son los sentimientos que despiertan el alma. A los locos. A los maniáticos. A los perdidos. A los desordenados. A los cobardes. A los distantes. A los inquietos e inquietantes. A los hiperactivos. A los amantes de la Paulaner. A los que surfean. A los desconocidos. A los risueños. A los imaginativos. A los amantes del cine. A los refugiados. A los que odian el queso. A los imperfectos. A los que odian las normas y se salen de lo cotidiano.

Yo también soy una de vosotros.

martes, enero 3


¿Que qué me gusta de ti? Pues, mira, te voy a ser sincero. Yo no soy de esos calzonazos a los que les haces esa pregunta y te responden: ‘me gusta todo de ti’ Porque ni es cierto, ni es posible. Una persona siempre tiene defectos, tú, yo y todo el mundo. Lo que pasa es, que con el tiempo te acostumbras a ellos y al final, hasta puede que te acaben gustando. Me gusta tu sonrisa. Esa que puede parar terremotos y te alegra el día con solo mirarla. No puedo estar enfadado contigo viendo esa sonrisa. Es demasiado para mí. Me encanta tu forma de abrazar, esa que me deja sin respiración y que tanto echo de menos cuando nos distanciamos. Me encanta tu forma de comer y tus gustos raros. Le pegas mordiscos al gofre sin ningún tipo de vergüenza y cuando tienes toda la boca entera llena de chocolate, dices tu famosa frase: ‘¡Anda! ¡Pero si no hay servilletas!’ y siempre acabamos los dos manchados. Adoro tus tonterías. Cuando haces cosas que nunca alguien normal haría. Me gusta cuando intentas enfadarte, cuando pones esa cara de refunfuñona y te pareces a tu madre. Cuando pones esa cara no puedo evitar besarte. Adoro tus sorpresas inesperadas. Oír la puerta un domingo a las 5 de la mañana y levantarme rapidísimo de la cama porque se que solo puedes ser tú. Me encanta cuando te pones celosa. Cuando dices esas frases odiosas de: ‘que guapa que iba en esta foto ella, ¿no crees?’ ‘¡Qué abrazo más cuco te ha dado delante de mí para saludarte!’. Me encantan. Bueno en realidad, me encantas. Me encantas tú y todas tus gilipoyeces.